Salsa carbonara

Con cebolla, bacón, nata, queso parmesano, huevos, pimienta y un toque orégano haremos una de las salsas reinas de la pasta, ¡la salsa carbonara!

Receta de salsa carbonara

Ingredientes para preparar salsa carbonara

  • 3 huevos
  • 1 cebolla grande (opcional)
  • 150 gr. de queso parmesano
  • 200 ml. de nata líquida
  • 150 ml. de aceite de oliva
  • 125 gr. de bacon
  • Orégano
  • Sal

¿Cómo preparar salsa carbonara?

  • Empieza por picar la cebolla y sofríela en una sartén, con un buen chorro de aceite de oliva. Este paso es opcional, pues puedes hacer la salsa carbonara sin cebolla, aunque yo lo pongo porque personalmente, me gusta mucho más así. Si decides prescindir de ella, sólo tienes que poner el aceite y cuando esté caliente, añadir el bacon y seguir igual con la receta.
  • Cuando la cebolla esté transparente, añade el bacon cortado en pequeños trozos, remueve y deja que se cocine a fuego lento durante unos 3 minutos más. Rectifica de sal y de pimienta.
  • Mientras se hace la cebolla y el bacon en la sartén (vas removiendo de vez en cuando), bate los huevos (que deben estar a temperatura ambiente) en un bol grande. Añade al bol la nata y sigues batiendo hasta que se integre y reserva.
  • Una vez tengas listo el sofrito, lo pasas, bien caliente, al bol donde tienes la mezcla de los huevos y la nata, y en ese momento echas también el queso parmesano rallado.
  • Remueve enérgicamente para que el huevo, con el calor del sofrito, no se llegue a cuajar y para que el queso, con ese mismo calor, se funda por completo, y la salsa carbonara quede perfecta, cremosa y en su punto.
  • Por último, condimenta con orégano al gusto, ¡y listo!
  • Foto orientativa: Avlxyz
Nota del autor:

La salsa carbonara original, la pensada únicamente para acompañar la pasta, no lleva nata, sino que se hace sólo con huevo, pero en este caso, como está pensada para acompañar varios platos, no sólo de pasta, hemos utilizado la nata. A propósito, si quieres reducir un poco las calorías del plato, puedes sustituir la nata por leche evaporada.